Escrito por SERGIO S. FANJUL
LA CRISIS. ECONOPOEMAS
  • Editorial: YA LO DIJO CASIMIRO PARKER
  • ISBN: 9788493927097
  • Año de edición: 2013
  • Recomendado por: Amaya
  • PVP: 11€
  • Nº páginas: 77

De la mano de la editorial "Ya lo dijo Casimiro Parker", llega a nuestras manos un ejemplar curioso, un poemario dedicado a la crisis, repleto de "econopoemas", concepto acuñado por su autor, el asturiano Sergio C. Fanjul, para referirse a este tipo de arte escrito en pro de la lucha verbal contra el sistema económico en el que estamos atrapados actualmente. Todos los poemas escritos bajo el prisma de la ironía, con una mordacidad muy ingeniosa en muchas ocasiones.

Os dejamos un adelanto con una selección de poemas:

DESAHUCIO

el deshauciado vive en un buzón de correos amarillo y ve el mundo a través de la ranura por la que se echan las cartas de despido.

el desahuciado vive dentro de una hucha, un cerdo rosa, donde hay mucho espacio para siestas infinitas.

el desahuciado vive dentro de un cajón, donde duermen las tijeras esperando otro recorte.

dentro de los huecos de un ladrillo, caben seis desahuciados delgaditos.

 

FUTURO

he telefoneado al futuro

y no se ha puesto nadie

 

 

DESPACHO

(exterior/día: primavera)

estaba recogiendo florecillas

entre las verdes hierbas de las praderas

bajo un sol esplendoroso

yendo a brincos

de pronto

he tenido un presagio sombrío

y me he preguntado:

(interior/noche: despacho, piso 22, vistas a un skyline constelado)

¿en qué oscuro despacho estarán decidiendo mi destino?

 

 

CALIFICACIÓN

las agencias de calificación

moody's & fitch & standard & poors

(dejen paso. silencio. reverencia)

me han rebajado a piltrafilla

 

EXPRESIÓN

no me dejaban decir lo que quería

estaba como muerto chungo blando

destruido

cuando me dejaron

era para decir lo que ellos querían:

un colchón viscoelástico dije

una casa en las afueras

una conexión de dos mil megas

amor amor amor

toda la vida

por fin fui libre

dijeron di por fin

lo que te salga

jabato campeón

habla a manos llenas

únete a la fiesta

ahí tienes los montes los mares

los desiertos hay que gritar

grita por favor

no seas rancio

de pronto no recordaba ni palabra

era un mal sueño

pero aún tenía algo en la punta de la lengua

no me salía