Escrito por ALEJANDRO PALOMAS
UNA MADRE
  • Editorial: SIRUELA
  • ISBN: 9788416120437
  • Año de edición: 2014
  • Recomendado por: Isabel
  • PVP: 17,95€
  • Nº páginas: 248

Este es un libro maravilloso para disfrutar, para regalar y si es para una madre, ¡todavía mucho mejor! El regalo perfecto para el próximo Día de la Madre o para cualquier otro día.

La voz narradora de Fernando, uno de los tres hijos de Amalia, nos lleva a la risa, a la emoción, a la ternura e incluso a las lágrimas emocionadas de las últimas páginas, llenas de profundidad, adentrándonos en ese personaje ingenuo, lúdico, entrañable, valiente y con una pizca de locura que es su madre.

En una Nochevieja intensa en la casa familiar de Barcelona, se reúnen el  tío Eduardo, un tipo divertido y excéntrico, Emma, que ha encontrado la felicidad al lado de Olga, dejando su trabajo y poniendo en marcha una casa rural, donde pronto será madre, y Silvia, la superpulcra que acaba de quedarse sin pareja y sin trabajo en una multinacional farmacéutica.

La noche se llena de secretos y mentiras, de muchas risas y confesiones, con la evocación de la abuela Ester que preside la memoria de Fernando y Amalia. Aunque ya se fue, su recuerdo sigue presente, sobre todo a través de la libreta donde apuntaba los porqués de toda una vida y demostraba su incansable curiosidad, porque como ella decía, "siempre nos queda el derecho de querer saber".

Un cartel luminoso, junto al puerto de Barcelona, ilumina el pequeño apartamento de Fernando, sugiriéndole muchos pensamientos. El lema original rezaba "Calma con Almax", pero pronto fue reduciéndose al apagarse una letra tras otra, quedándose en "MAMA". 

Y esa madre, Amalia, ha empezado a ser feliz después de cincuenta años de matrimonio, cuando su marido la ha dejado. Por fin ya no tiene que disimular, que esconderse, que dejar de ser ella misma, y descubre el valor de la libertad. Su amiga Ingrid, amante de las terapias alternativas, es la amistad en la que se siente apoyada, con infinitos planes de futuro, siempre con la bondad algo trasnochada de las madres solidarias.

Un placer que solo las buenas lecturas nos proporcionan. 

Gracias, Alejandro Palomas, por esas 240 páginas que tan cortas se me han hecho. Seguiré leyéndote.