Escrito por JEANETTE WINTERSON
¿POR QUÉ SER FELIZ CUANDO PUEDES SER NORMAL?
  • Editorial: LUMEN
  • ISBN: 9788426419651
  • Año de edición: 2012
  • Recomendado por: Isabel
  • PVP: 20,90€
  • Nº páginas: 245

Un libro especial, autobiográfico, de Jeanette Winterson, escrito en tiempo real que trata de su adopción, de muchas contradicciones y del amor, una palabra difícil y maravillosa al tiempo, donde todo empieza, adonde siempre volvemos, amor, falta de amor, la posibilidad del amor...

La niña perdida que habita en Jeanette era una criatura demente que estaba deseando salir de su encierro y que le contaran un cuento y su parte adulta tenía que contárselo y ayudarla a resolver tantos conflictos. Vulnerable, gravemente herida en sus sentimientos es una niña perdida, rabiosa y salvaje a consecuencia del trato que recibe de su madre adoptiva, una mujer represora, paranoica, que concibe este mundo sólo para sufrir, negándose a ella misma y a su entorno cualquier atisbo de felicidad, cegada por un sentimiento de fanatismo religioso.


Parece que algunos bebés abandonados son conscientes de la pérdida, lo que provoca terrores y miedos incontrolables, si no han recibido luego el amor, que es capaz de curarlo casi todo. Jeanette se aferra a los libros, a esa biblioteca donde encuentra el único lugar al que acudir en busca de ese hilo que la permita seguir unida a la vida, especialmente a través de la poesía. Se siente solitaria pero al mismo tiempo necesita que la reclamen en propiedad. Se inflige daño y se lo hace a los demás porque el amor la ha endurecido hasta su pérdida.


Creció con las novelas de Dickens donde las familias reales son las de mentira y la gente que se convierte en tu familia es a través de profundos vínculos afectivos. Retrata esa zona donde vivió, Manchester, de forma dickensiana, con citas de Engels sobre "La situación de  la clase obrera en Inglaterra"  y de Jung  cuando sostiene que "un conflicto jamás se  puede resolver al nivel del que surge, en ese nivel sólo existe un ganador y un perdedor, no una reconciliación. Hay que situarse por encima del conflicto como si asistiéramos a una tormenta desde arriba".


Sorprende este excepcional testimonio que tiene vocación de clásico del siglo XX. Más que recomendable.