Escrito por STEPHEN KING
22/11/63
  • Editorial: PLAZA & JANÉS
  • ISBN: 9788401352485
  • Año de edición: 2012
  • Recomendado por: Óscar
  • También disponible habitualmente en: Inglés
  • PVP: 26,90€
  • Nº páginas: 859

"La vida cambia en un instante. A veces gira en nuestra dirección, pero con más frecuencia rueda lejos de nosotros, flirteando y haciendo señas mientras se marcha: "hasta la vista, cariño, fue bonito mientras duró, ¿verdad?"
Hogar es contemplar la luna elevarse sobre la durmiente tierra baldía y tener a alguien a quien llamar para que se acerque a la ventana y te acompañe.
Hogar es donde bailas con otros y el baile es vida."

Jake Epping es profesor de inglés en una pequeña ciudad de Maine. Un día, un alumno escribe una redacción que le deja impactado. El tema era «El día que cambió mi vida», y en ella Harry Dunning cuenta lo que ocurrió la noche en que su padre volvió borracho a casa y mató a golpes a su madre, a su hermano y a su hermana. Harry logró salvarse.
Poco después, Al, amigo de Jake y propietario del diner del barrio, le revela un gran secreto: en su almacén ha encontrado una puerta que conduce al año 1958. Al le ruega a Jake que viaje en el tiempo para cumplir una misión demencial: impedir el asesinato de Kennedy.
¿Qué habría pasado si Kennedy no hubiera muerto? ¿Se habrían evitado los conflictos raciales de los 60, la muerte de Martin Luther King, Vietnam, incluso?
Jake Epping volverá a 1958, a una época llena del humo de los cigarrillos siempre encendidos y de sabores maravillosos, una época más confiada, más entusiasta, más racista, llena de excesos y de candidez, para luchar por mejorar el pasado, el de Harry Duning y el de John F. Kennedy, aunque este se resista con uñas y dientes a ser cambiado.

Esta novela es mucho más que un viaje al pasado, al final el componente de ciencia ficción es un mero recurso para describir un mundo fascinante poderosamente real. De la mano del autor uno acaba enamorado de esa época, de ese Ford Sunliner rojo descapotable volando libre por las interminables autopistas rectas del Oeste, de esa bibliotecaria alta y torpe y tímida y encantadora y de su cuerpo bailando en nuestras manos al ritmo de Glenn Miller, de esa vida incontrolable que se escapa de las manos por mucho que vengamos del futuro para mejorarla.
Un libro que se lee a gran velocidad, desenfadado, ligero, intenso y trágico al mismo tiempo, un libro sobre la posibilidad de encontrar un hogar en las personas y lugares más insospechados, una historia de amor deslumbrante, y sobre todo, un homenaje espléndido a una época irrepetible.